fbpx
Segmentos

Paz y justicia, amor y verdad

“La paz y la justicia no son el fin sino el medio por el cual quienes hacen el bien llegan a la meta del amor y la verdad plenos”

En nuestro peregrinaje por el mundo, la meta a alcanzar no puede ser otra que el amor y la verdad plenos que únicamente se hallan en Dios. Pero para poder llegar el camino a recorrer no puede, a su vez, ser otro que el de la paz y la justicia. Y no propiamente la paz política ni la justicia de los aparatos judiciales humanos, aunque éstas puedan estar a la postre incluidas o implicadas en el ejercicio; sino la paz con Dios que únicamente se obtiene mediante la fe en Cristo en la experiencia de la conversión y la justicia que en el curso de ella Dios Padre provee a todo aquel que acude a su Hijo Jesucristo para ser revestido con Su justicia y ser de este modo exonerado y declarado justo en el tribunal divino para, en esta nueva y redimida condición, convertirse en un consistente practicante y defensor de lo que sea justo en cada circunstancia, así como en un apasionado promotor de la paz y la reconciliación con sus semejantes en todo su ámbito de influencia. Cualquier camino diferente para llegar a la meta del amor y la verdad es un mal camino que engañará a quienes lo sigan y que, por lo mismo, más temprano que tarde terminará extraviándolos dolorosamente, puesto que: “Pierden el camino los que maquinan el mal, pero hallan amor y verdad los que hacen el bien” (Proverbios 14:22). Sólo la cruz es el camino del bien, pues en ella convergen y se concilian en un único y definitivo acto la paz, la justicia, la verdad y el amor de tal modo que ya no se pueden distinguir en ella los medios de los fines, para la gloria de Dios, el establecimiento de su reino y la dicha eterna de todos los redimidos.

Arturo Rojas

Cristiano por la gracia de Dios, ministro del evangelio por convicción y apologista por vocación. Estoy casado con Deisy y tengo dos hijos: Mateo y María José. Hice estudios en el Instituto Bíblico Integral de Casa Sobre la Roca y me licencié en teología por la Facultad de Estudios Teológicos y Pastorales de la Iglesia Anglicana y de Logos Christian College. Cursé enseguida una maestría en Divinidades y estudios teológicos en Laud Hall Seminary y, posteriormente, fui honrado con un doctorado honorario por Logos Christian College.

Deja tu comentario

Clic aquí para dejar tu opinión